Bondades del bicarbonato de sodio

Bondades del bicarbonato de sodio

Si supiésemos la gran variedad de productos estupendos que tenemos a nuestros alcance debido a la cantidad de aplicaciones y usos que tienen, alucinaríamos. Uno de estos productos es el bicarbonato, está presente en casi todos los hogares y hoy os voy a explicar para qué podemos utilizarlo además de para las consabidas indigestiones.

1. Exfolia tu piel
En la palma de tu mano mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio con 2 o 3 cucharadas de agua y masajea en movimientos circulares y suaves sobre tu piel limpia. Hazlo por un minuto y enjuaga. Es un maravilloso producto exfoliante que te dejará la piel perfecta y suave.

Puedes hacerlo una vez por semana evitando la zona del contorno de ojos.

2. Suaviza tu piel
Si tienes bañera, aprovéchala: agrega media taza de bicarbonato de sodio, es ideal para remover las células muertas de tu piel y para desintoxicarla. Puedes añadir media taza de vinagre de manzana es estupendo cuando tienes dolores en el cuerpo y la combinación de los ingredientes también te desintoxicará.

3. Exfolia tu cuerpo
Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio con una cucharada de avena y agrega tres de agua. Frota la pasta en movimientos circulares y después lávala con agua tibia, te retirará las células muertas.

4. Desinfecta tus cepillos
Remueve la suciedad y la grasa que se acumula en tus cepillos para el pelo. Retira los cabellos que están atrapados en el cepillo  y sumérgelo en una olla de agua tibia con tres cucharadas de bicarbonato de sodio y, si quieres desinfectarlo puedes agregar una gota de cloro. Déjalos por cinco minutos y después enjuágalos bien. Quedarán como nuevos.

5. Suaviza tus pies
Mete  tus pies en agua a la que habrás agregado tres cucharadas de bicarbonato de sodio. Puedes añadir también algún aceite esencial como por ejemplo de lavanda. Remójalos durante 20 minutos y después exfolia con una pasta hecha de bicarbonato de sodio y agua para suavizar las zonas ásperas. Sécalos y agrega un poco de crema humectante. Hazlo una vez a la semana antes de meterte en la cama por la noche.

6. Ilumina tu cara
¿Te falta brillo en el rostro? Mezcla bicarbonato de sodio con zumo de limón y unas gotas de aceite de oliva. Aplica esta pasta sobre la piel limpia y déjala reposar diez minutos. Después enjuaga y ponte crema humectante. Hazlo cada semana o cada quince días por las noches. ¡Es una pasada!

7. Champú de bicarbonato
Es una receta espectacular para purificar tu pelo y remover el residuo que va quedando del champú y otros productos para el cabello que terminan por saturar el cuero cabelludo quitándole el brillo. Así que para dejarlo profundamente limpio, mezcla una cucharada del bicarbonato con otra cucharada de tu champú y lava tu pelo con la mezcla.

Masajea el cuero cabelludo, enjuaga y aplica tu acondicionador o mascarilla como acostumbras. Puedes hacerlo una o dos veces al mes.

8. Lava tu pelo con bicarbonato de sodio
Otra opción es mezclar bicarbonato con agua hasta hacer una pasta y lavar tu cuero cabelludo y aplicarlo cuando tienes el pelo seco. Haz movimientos suaves y circulares, después lava tu pelo con tu champú habitual y aplícate el acondicionador.

9. Para blanquear tus dientes
El bicarbonato de sodio es un aclarante natural idóneo para nuestros dientes, ya lo hemos comentado en otro posts. Una forma rápida de hacerlo es aplicar primero la pasta de dientes al cepillo y después agregar el bicarbonato de sodio, el cual se pegará a tu pasta y después cepilla tus dientes como siempre lo haces. El bicarbonato gradualmente irá aclarando tus dientes. Te recomiendo no hacerlo si los tienes muy sensibles, ni tampoco hacerlo todos los días porque puede afectar el esmalte. Hazlo tres días seguidos y vuelve a tu rutina normal, puedes descansar dos semanas y volverlo hacer.

10. Como enjuague bucal
Agrega una cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua. Puedes añadir un poco de aceite esencial de eucalipto o menta y haz gárgaras. Va a refrescar tu boca, neutralizar tu pH y eliminar bacterias.

11. Otro exfoliante para tu cara
Mezcla una cucharada de miel (asegúrate de que no eres alérgica a la miel) con una de bicarbonato de sodio. Mezcla hasta que se haga una pasta, puedes agregar un poco de agua si no deseas que quede muy pegajosa. Masajea con movimientos circulares y suaves por un minuto. Removerá las células muertas. La miel tiene propiedades antibacterianas, lo cual hará que tu piel quede limpia.

12. Para alcalinizar
Tomar bicarbonato de sodio disuelto en agua es uno de los remedios usados por varias generaciones. Ayuda a la indigestión, acidez y otros problemas. Tomar bicarbonato de manera moderada es muy bueno para la bioquímica del cuerpo porque equilibra el pH.

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »